No es ninguna novedad que la alimentación es la base para absolutamente todo en lo referido a nuestra salud y calidad de vida: si llevamos una dieta balanceada y cubrimos todas nuestras necesidades nutricionales diarias no solo creceremos fuertes y sanos sino que además nos enfermaremos menos y nos sentiremos plenos. Existen ciertos alimentos que son ideales para generar sensaciones de bienestar y optimismo en los niños, e incorporarlos a la dieta de la familia de forma cotidiana es ideal para criar pequeños saludables y con excelente humor.

Alimentación para un buen estado de animo

La alimentación en los niños es un pilar fundamental para su correcto desarrollo: gracias a la incorporación de los nutrientes necesarios el cuerpo puede crecer adecuadamente y los pequeños de la casa pueden realizar sin problemas sus actividades diarias. Ahora bien, además de la nutrición pensada para fortalecer el cuerpo también se debe hacer hincapié en aquellos alimentos que brindan sensaciones de bienestar y que promueven la felicidad en los niños. ¿Qué tipo de alimentos son los que ayudan a que los pequeños estén de mejor humor y se sientan más optimistas? Veamos a continuación:

  • El nutriente fundamental para la generación de felicidad y bienestar es el triptófano: como consecuencia, cualquier producto que contenga dicho elemento será efectivo para una alimentación basada en el bienestar psíquico y físico. ¿Qué alimentos lo contienen? Los huevos, lacteos como la leche y el queso, los frutos secos, las legumbres como las lentejas y garbanzos, las verduras en su gran mayoría y prácticamente todas las frutas.
  • Además del triptófano también existe otro elemento básico para la felicidad que son las endorfinas: para producirlas y estimular su secreción a través de la comida se recomienda incorporar alimentos con algo de picante o un buen chocolate o cacao natural.
  • Los productos que contienen omega 3 también son fundamentales para generar una sensación de bienestar integral en el cuerpo y la mente, pudiendo encontrar este nutriente en prácticamente todos los tipos de pescado, en las semillas de chia y en el aceite de oliva. Además de producir bienestar también es un nutriente básico para cuidar la salud del corazón.